Unreal Engine

Unreal Engine 5: ¿un poderoso motor para más de lo mismo?

Hace unas horas, Playstation mostró el motor gráfico que formará parte de la nueva generación de consolas: Unreal Engine 5.

Y es que la tirada de este motor gráfico no es la exclusividad para ninguna consola, sino que podría ser adaptable a diferentes dispositivos, desde computadoras hasta celulares., brindando gráficos espectaculares.

“Uno de nuestros objetivos con Unreal Engine 5 en la próxima generación es alcanzar el fotorrealismo al nivel de los gráficos computarizados del cine y la vida real”, indicaron.

El nuevo motor gráfico se lanzará en 2021, por lo que los juegos a partir de ese año podrán emplearlo.

Fortnite, título de la misma empresa, dará el gran salto para incursionar en esta nueva tecnología.

Pero aquí la pregunta es ¿realmente necesitamos tanto poder en nuestros dispositivos si no tenemos qué jugar?

Te puede interesar: 
7 Mejores shooters Android

¿Gráficos increíbles para juegos mediocres?

Recordemos el gran salto que dieron Playstation 4 y Xbox para la actual generación: gráficos impresionantes, personalización increíble, mejor conectividad, y un largo etcétera.

A pesar de que aún es muy temprano para juzgar algo que aún no ha salido a la luz, del pasado se aprende.

Sin duda, la actual generación nos brindó títulos sorprendentes. Cada una de las consolas apostó por sus exclusivos y, en general, el catálogo de videojuegos fue extenso, pero no contundente.

Todas estas mejoras, tanto en software como hardware, atrajeron a la comunidad por lo espectacular de su apartado visual y la comodidad de sus dispositivos.

Pero a pesar de la gran innovación, existe un apartado que brilló por su ausencia: la calidad de juegos. Y es que aunque es verdad que hemos tenido grandes títulos en esta época, debemos admitir que, con tanto hardware, poder gráfico y esperábamos más.

Quizá la marca que más se salve sea Nintendo y su Switch, pues a pesar de no ser una franquicia con tanto público en Latinoamérica, sí lo tiene en Europa y Asía. De esto hablaremos en otro artículo.

Te puede interesar: 
Mejores juegos gratis PS4

Es cierto: la actual generación de videojuegos en consola representó un paso importante para el gaming. También es verdad que gracias a la tecnología y conectividad, las partidas en línea entre amigos son prácticamente instantáneas, cosa que antes parecía imposible.

La actual generación responde a su circunstancia: la inmediatez, rapidez, hiperproducción, sobreoferta y demanda se sobrepusieron a costa de la calidad.

unreal engine 5

La cantidad de jugadores a nivel mundial ha incrementado y, con ello, la demanda de juegos. Esto ha hecho que las empresas produzcan desenfrenadamente pero… logrando juegos en masa.

Shooters genéricos, remasterizaciones oportunistas, pay to win, microtrasacciones tediosas, juegos lanzados con bugs, vender humo, costos excesivos, secuelas innecesarias y muchas otros defectos podemos citar.

Te puede interesar:
Impuesto a Xbox y PS4 ¿cómo afecta al gaming?

Ciertamente, la exigencia de los jugadores ha incrementado bastante; sin embargo, las empresas son responsables de este hype, al autodenominarse “las consolas más poderosas del mundo”. ¿Quién no pone la vara alta tras escuchar esas afirmaciones?

Aunque el catálogo de la actual generación es realmente amplio, pues hablamos de centenas de títulos de las tres grandes empresas más importantes, Nintendo, Xbox y Playstation, muchos de sus juegos han sido juegos indie, lo cual no es malo, pues existen juegos indies fantásticos, pero tampoco es lo que realmente esperábamos.

unreal engine 5

El querer hacer de los juegos películas nos ha dado títulos con gráficos increíbles, pero tediosos. Tal es el caso de Quantum Break, ¿se repetirá de nuevo?

El ocaso de nuestros ídolos

¿Por qué Fortnite, un juego de una empresa chica en comparación con Rockstar, le ganó el Golden Joystick Award a Mejor juego del año a Red Dead Redemption 2? Supo abrirse a su público e innovar no sólo en la entrega, sino en su modo en línea. RDR 2 es un gran título, pero es una muestra más de que los gráficos y el renombre no lo son todo.

Aunque un premio no determina la calidad de un juego, sí nos da un indicio del porqué están allí.

Una verdad que debemos aceptar es que, probablemente, estemos viendo la caída de las grandes empresas productoras de videojuegos, aquellas que nos trajeron títulos increíbles en el pasado pero que no se han sabido adaptar al nuevo público.

El pasado nos sabe ilustrar, pues esto ha pasado anteriormente con empresas como ATARI y SEGA, quienes perdieron su popularidad por no saber adentrarse a las nuevas épocas.

unreal engine5
SONY DSC

A pesar de que franquicias con un gran peso en el mercado son alimentadas por su fanbase, como Call of Duty, Halo, FIFA, Gears of War, por citar algunas, estamos viendo que las ideas se les están agotando, pues sus últimas entregas han sido duramente criticadas por la comunidad. Y a pesar de que estos títulos contaban con gráficos de primera calidad, su fracaso fue rotundo, como en el caso de Call of Duty, Infinite Warfare.

Por otro lado, el ascenso de los juegos indie va en apogeo: títulos como Ori and the Blind Forest, Fortnite, Minecraft, Rocket League, Limbo, por citar algunos, han sido aplaudidos por los receptores, y no precisamente por sus gráficos, sino por la belleza de su narrativa, su apartado de multijugador o, simplemente, por ir dirigidos al público adecuado.

unreal engine 5

¿Qué nos dice esto? Que el libre mercado cada vez es más amplio y el público gamer es cada vez más difícil de dominar, pues es imposible complacer a todos; sin embargo, el gran error de las empresas ha sido creer que satisfaciendo a unos pocos se conquista al mundo.

A esto hay que añadir que otras productoras han sacado provecho del factor nostalgia haciendo remasterizaciones, como Resident Evil y Crash Bandicoot, situación que se agradece, pero… ¿y la innovación?

Al parecer sólo es cuestión de tiempo para que el transcurso del tiempo haga su trabajo: los más viejos se irán para el futuro en las manos de los más jóvenes. ¿Sabrán aprovecharlo?

¿Qué esperar?

Sin duda, mejores gráficos no significa mejor calidad (¿verdad, FIFA?).

Calidad es una palabra extensa y ambigüa, indefinible. Aunque no sepamos con precisión qué es la calidad, sabemos qué no lo es: juegos sosos, personajes planos, gráficos potentes para una historia circular, etcétera.

La nueva generación está a la vuelta de la esquina y no esperamos más controles personalizables, consolas mejoradas cada dos años, remasterizaciones de los 90 ni nada de eso.

Los gamers queremos una buena narrativa, dinamismo, juegos trascendentes y que valgan la pena.

Unreal Engine 5 se acerca a la calidad gráfica del cine, es cierto, sólo esperemos que, al igual que en la pantalla grande, haya tramas espectaculares y entregas sobresalientes.

¿Es mucho pedir para Unreal Engine 5? No, pues recordemos que ellos ponen el precio y nosotros la nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *