mascarillas caseras para mujeres

7 Mascarillas caseras ¡Fáciles y efectivas!

Debido a las recomendaciones ecológicas, lo natural y casero ha tenido un gran aporte al medio ambiente, por lo que las mascarillas caseras incluso han superado los estándares de belleza.

Así que si además de cuidar tu bolsillo y al planeta te interesa empezar a cuidar de tu piel, las mascarillas caseras que te presentamos en Mainstream son ideales para este nuevo giro en tu vida.

Índice

1. Mascarilla casera hidratante
2. Mascarilla casera purificante
3. Mascarilla casera calmante
4. Mascarilla casera efecto flash
5. Mascarilla casera de avena
6. Mascarilla casera de café
7. Mascarilla casera anti-acné

1. Mascarilla Casera Hidratante

1. Mascarilla Casera Hidratante

Las mascarillas caseras hidratantes están orientadas a personas con pieles secas o muy secas, ya que calman la tirantez de la piel gracias a los componentes que poseen.

Una de ellas es a base de fresas con miel. Debes triturar unas 4 o 5 fresas y mezclarlas con miel, cuando tengas la pasta, aplícatela sobre el rostro y déjala actuar durante 20 minutos. Después retira con agua fría.

Tanto las fresas como la miel, suavizan e hidratan la dermis. Otro ejemplo es el yogur natural mezclado con una cucharita de miel y un chorrito de zumo de limón; debes mezclarlo todo hasta que quede una masa compacta.

Posteriormente, aplícatela en la cara y evita que toque tus ojos, ya que podrían irritarse. Relájate con la mascarilla puesta unos 45 minutos y quítala con agua templada.

Regresar al índice

2. Mascarilla Casera Purificante

2. Mascarilla Casera Purificante

Las mascarillas caseras purificantes sirven para aportar luz e intensificar la limpieza semanal de cualquier piel. Además, ayudan a eliminar impurezas y controlas la segregación del sebo.

Una excelente opción es la arcilla verde o, incluso, arcilla blanca (si quieres un efecto más delicado). Debes mezclar la arcilla en polvo con un poco de agua para formar una masa espesa, ésta se debe extender sobre la cara limpia y dejar que actúe durante 20 minutos antes de enjuagar.

Otro ejemplo es el bicarbonato de sodio. La receta consiste en el uso de un par de cucharadas de este ingrediente, una cucharadita de canela en polvo y un poco de miel cruda que debemos mezclar bien y lo esparcimos bien por toda la cara y el cuello.

Deja reposar durante unos 10 minutos antes de lavar.

Debes saber que el bicarbonato de sodio es ideal para la limpieza y desinfección de la piel, mientras que la miel y la canela son excelentes para astringirla y purificarla.

En todos los casos, cualquier mascarilla que probemos, si sentimos que la piel pica o si la vemos enrojecerse, la lavamos inmediatamente. Puede ser que nuestra piel sea muy sensible y, por lo tanto, tendremos que exfoliar de una manera más delicada. ¡No dudes en hacerle caso a tu piel!

Regresar al índice

3. Mascarilla Casera Calmante

3. Mascarilla Casera Calmante

Las mascarillas caseras calmantes son idóneas para pieles sensibles, ya que calman brotes y relajan la dermis, eliminando así rojeces y tiranteces.

La mascarilla de lavanda es una excelente opción: sólo necesitas 2 cucharadas de yogur, una de miel y 1 cucharada de lavanda seca.

Deja actuar 10 minutos y retira con agua tibia. Otro ejemplo de estas mascarillas es la de almendras y huevo. Necesitarás 5 de almendras y un huevo.

Toma primero las almendras, tienes que molerlas hasta formar una pasta. Luego añade el huevo, dejando que forme una capa fina.

Coloca la mezcla en el rostro dejando actuar por 20 minutos y luego enjuaga. Esta mascarilla es ideal tanto para piel seca como para piel sensible. Para mejorar el resultado, debes usarlo antes de dormir, ya que el huevo ayudará a nutrir la piel.

Regresar al índice

4. Mascarilla Casera Efecto Flash

Mascarillas Caseras Efecto Flash

Las mascarillas caseras con efecto flash aportan ácido hialurónico, colágeno, vitaminas y extractos vegetales a través de su formato antifaz elaborado con microfibras, que ayudan a que la piel absorba rápidamente todos los componentes activos, que se van liberando sobre la piel en forma de “invernadero”.

Para preparar esta mascarilla necesitas 1 clara de huevo y un puñado de perejil triturado para usar en el caso de pieles grasas y apagadas.

Debes batir las claras bien fuerte, a punto de nieve, y, por otra parte, triturar un puñado de perejil lo más fino posible.

Añade ambas partes incluyendo el agua, que puede contener el perejil si la piel es grasa o apagada (este va a ayudar a oxigenar la piel al aportar clorofila).

Con la piel limpia, aplícalo con un pincel y dejarlo 10 minutos aproximadamente. Aclarar la piel con agua fría.

Regresar al índice

5. Mascarilla Casera De Avena

Mascarillas Caseras De Avena

La avena se encarga de absorber y eliminar la suciedad y las impurezas de la superficie de la piel. Limpia a profundidad los poros, los hidrata y suaviza las epidermis.

La mascarilla casera de avena es una excelente opción si buscas accionar esos beneficios.

Muchas veces el sol o el mismo acné suelen dejarnos algunas manchitas en nuestro rostro. Utilizar esta mascarilla te ayudará a eliminarlas de forma efectiva, basta con que combines una taza de avena molida con el jugo de un limón, a manera de que quede una especie de pasta; aplícala en todo tu rostro por 20 minutos y retírala con agua tibia y jabón neutro.

Otra opción es con leche. Así que si sufres de piel seca, no habrá mascarilla más efectiva para ti que esta: basta con que coloques en un plato hondo una taza de avena y la combines con una taza de leche y dejar que se hidrate por un rato, posteriormente úntala en tu cara y déjala actuar por 15 minutos.

Para retirarla sólo lava con agua tibia y aplica un hidratante.

Regresar al índice

6. Mascarilla Casera De Café

Mascarillas Caseras De Café

La cafeína mantiene tu cerebro despierto. Es un estimulante, ¿recuerdas? Las mismas propiedades estimulantes se manifiestan cuando se trata del cuidado facial.

Cuando el café se aplica sobre la piel, penetra en su superficie para mejorar la circulación y dejar la apariencia de una piel fresca y joven.

Para hacer esta mascarilla facial de café necesitas un poco de café y leche, eso es todo.

En un recipiente mezclar el café usado con la leche, la cantidad de leche debería ser suficiente para lograr la espesura de un yogur, remueve la mascarilla bien.

Trata de no hacerla demasiado líquida, porque vas a estar un poco incómoda durante la aplicación. Si te has pasado con la leche y la mascarilla se te resbala por la cara, espésala con un poco más de café. Cuando esté lista, aplica la mascarilla por el rostro.

Evita la zona de los ojos y los labios. Masajea la cara suavemente con la mezcla y relájate durante 20 minutos. Mientras te quitas la mascarilla, masajea la piel con las puntas de los dedos.

Actúa como un exfoliante. No masajees demasiado si tienes la piel sensible. Si tienes la piel grasa con los poros abiertos, insiste en las zonas problemáticas de tu rostro: nariz, barbilla y frente.

Aplica una crema humectante en el rostro mientras la piel está todavía un poco húmeda, para sellar la humedad.

Regresar al índice

7. Mascarilla Casera Anti-Acné

Mascarillas Caseras Anti-Acné

Las pieles que sufren acné requieren cuidados específicos para eliminar el exceso de grasa y las células muertas y toxinas de la piel.

Asimismo, necesitan productos que purifiquen y desinfecten. A continuación te ofrecemos algunas opciones de mascarillas caseras antiacné.

La mascarilla de aloe vera y limón, que consiste en mezclar la pulpa de la planta de aloe vera con jugo de limón, sirve para limpiar y a la vez cicatrizar todas las impurezas.

Otro ejemplo es el de la arcilla verde. Este es un remedio usado desde la antigüedad para extraer toxinas del organismo y, a la vez, aportarle minerales.

La podemos usar tanto en cosmética como en salud para aliviar dolores e inflamaciones. Para hacer esta excelente mascarilla debes mezclar la arcilla verde en polvo con agua tibia, añádela de poco a poco, hasta conseguir una textura untable y que no gotee con facilidad, usa utensilios de cristal.

Regresar al índice

Gracias por leer nuestro artículo, recuerda compartirlo en tus redes sociales.

¡Aún no te vayas! Te recomendamos leer nuestro artículo llamado:

¿Qué Es La Ansiedad? Y ¿Cómo Tratarla?

Este artículo fue realizado por: Paulina Amézaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *